PornHub reveló qué fue lo más buscado por los argentinos en 2019

PornHub reveló qué fue lo más buscado por los argentinos en 2019

El sitio de internet PornHub, el mayor agregador de videos y contenidos pornográficos del mundo, publicó su reporte anual sobre el comportamiento pícaro de los seres humanos en prácticamente todo el globo. Un dato destacado es que la participación de las mujeres en el visionado de pornografía sigue creciendo.

Este año, esa participación se incrementó en promedio, en todo el mundo, un 3% respecto de 2018. Pero hay países en los que ese crecimiento fue mucho mayor. Si bien la Argentina bajó un puesto en ingresos a PornHub de 2018 a 2019 (parece que parte de nuestro tiempo de ocio salvaje derivó a la política), fue también el país donde más creció el porcentaje de mujeres mirando porno respecto del año anterior: 7%, lo que lleva la participación femenina al 36%, segundo puesto mundial tras Filipinas y Brasil (ambos con el 39%).

Las mujeres tienden a buscar siempre sexo con mujeres y representaciones del placer femenino, de allí que siempre “Lesbian” sea la categoría más popular entre ellas. Lo de “Japanese” es raro salvo por un detalle: el crecimiento del ingreso en Asia, sobre todo en Filipinas. 

A nivel local, las búsquedas más populares fueron “Argentina”, “Hentai” y “Argentino casero”. Si, en cambio, se miran las búsquedas que más crecieron, el puesto número 1 es para “Hentai sin censura”, “MILF” y “Animé”. Dentro de las categorías, la más popular fue “Lesbianas”, seguidas por “Anal”, “Hentai” y “Maduras”.

Las estrellas porno más buscadas por los argentinos dentro del portal fueron Jordi, El Niño Polla; Lana Rhoades y Abella Danger. En comparación con otros países, los visitantes de Argentina tienen un 82% más de probabilidades de ver la categoría Transgénero y un 64% más de elegir videos protagonizados por “personas maduras”.

¿Qué es lo que busca entonces el aficionado a la pornografía? Ya no representaciones del sexo, ya no ficciones con contenido explícito, sino sexo real entre personas reales, alejado todo de la “industria”. Eso implica rostros cotidianos y voces que hablen como uno mismo. El público del porno busca una verdad máxima en lo que ve. Y es cierto que es el cine más “verdadero”: una penetración es una penetración y no puede fingirse. Pero lo que estas tendencias muestran es que el aficionado quiere que desaparezca todo artificio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *