Perdió la movilidad por un accidente y hoy es el primer instructor de esquí en silla de ruedas del mundo

Perdió la movilidad por un accidente y hoy es el primer instructor de esquí en silla de ruedas del mundo

Germán Vega sufrió una lesión que le cambió la vida, pero a costa de mucho sacrificio logró salir adelante. El hombre de 46 años, oriundo de La Plata, decidió hace 19 años emprender una nueva misión yéndose a vivir a Bariloche.

Sin embargo, cuando pensó que tenía la vida que quería, en 2005 sufrió un accidente mientras practicaba snowboard: el impacto sobre la dorsal 10 fue letal y, desde ese momento, no volvió a sentir las extremidades inferiores.

Germán Vega el primer instructor de esquí en sillas de ruedas del mundo

A pesar de esto, la decisión de convertir a la tragedia en un desafío de superación fue la clave ya que regresó a La Plata y comenzó con la rehabilitación que le permitió regresar a la Patagonia para volver a esquiar.

“Tuve la suerte y la oportunidad de hacer el curso de esquí convencional, que es mi pasión; me pude recibir y fui el primero en el mundo. Espero que haya otros atrás mío y que esto sea para abrir caminos”, explicó en diálogo con AM 1300 La Salada.

Germán Vega el primer instructor de esquí en sillas de ruedas del mundo

“El accidente fue en 2005 cuando tuve una lesión medular, pero obviamente la vida continúa y hay que adaptarse a estos cambios inesperados. Todo lleva un proceso de adaptación y poder atravesarlos es lo que me llevo a hacer el curso y formar una familia”, agregó.

“Los cambios no son para mal: es la actitud y el esfuerzo que le pone cada uno. Creo que la gente se tiene que adaptar para poder salir adelante. Eso es lo que quiero transmitir cuando doy las charlas”, comentó en contacto con Rosanna González y Romina Monfrinotti en ‘La Vuelta con Vos’.

“En el momento del accidente estaba en la cresta de la ola y pasé a estar el resto de mi vida en silla de ruedas. Al principio te pone triste, pero mi momento de aceptación fue cuando salí a recorrer los pasillos del hospital en silla de ruedas lo más feliz. Lo acepté. Era todo sumar e ir para adelante”, confesó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *