Ariel Andonian: «Encontré en la veta gastronómica una salida laboral que me ayudaba a rehabilitarme»

En el marco de la Semana de la Dulzura, que culmina este domingo 7 de julio, Ariel Andonian, Patissier Chocolatier, pasó por AM 1300 para contar la historia de transformación de vida que evidenció luego de sufrir un accidente. El no darse por vencido y buscar una alternativa fue la clave para seguir adelante.

«Hace siete años sufrí un accidente de tránsito que me dejó una lesión medular a la altura de la séptima cervical por lo que no podía volver a trabajar en automatización de estaciones de servicio, que era lo que hacía», comenzó a relatar en el programa ‘Cosa de Minas’.

«Encontré en la veta gastronómica una salida laboral que me ayudaba a rehabilitarme y así que empece a incursionar en el chocolate y la pastelería. Luego estudie chocolatería y pastelería y ahora me dedico a engordar minas», contó entre risas.

«La mayor complicación es el tiempo de elaboración porque lo que una persona hace en como minutos a mi me lleva media hora pero eso no quiere decir que no lo voy a hacer», detalló respecto a la complicación motríz que no es una barrera a la hora de trabajar.

SUS PRODUCTOS SON INNOVADORES

«Lo que quiero es trasladar en el chocolate es esa cosa de que te sientas bien, tranquilo. Por eso no considero a las personas clientes sino fans. Dentro de la diversidad de productos que hago siempre sugiero qué es lo que puede quedar mejor (para la persona que recibirá el producto)», comentó.

«Lo que más pide la gente es bombonería y pastelería personalizada. Lo primero entra por los ojos. Con el tema de los sabores y olores el tema es probar: me ensarte con combinaciones de pimientas. Algo que queda muy rico es chocolate al 70 por ciento con granos de sal marina. Lo recomiendo porque es muy rico», amplió.

Un dato de color es que el joven le pidió a su pareja que sea su novia «a la antigua» a través de una caja de chocolates que preparó con un dulce de leche que hizo él. «Hace tres años y medio que estamos juntos y es una compañera fantástica. Ella es la que también me personaliza las cajas», contó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *